¿Qué es el ciberacoso?

¿Qué es el ciberacoso?

Vivimos en una era tecnológica, contamos con muchos más dispositivos de comunicación inmediata y nuestra señal de internet y wifi son cada vez más efectivos, estables y rápidos. Nuestro estilo de vida nos permite e incluso obliga a estar conectados por un mayor periodo de tiempo, nuestros niños incluídos.

 

Actualmente, con la pandemia mundial, todas nuestras actividades, trabajo, escuela y socialización se han vuelto virtuales, nos encontramos por lo menos 8 horas frente al monitor de nuestro computador o dispositivo móvil. 

 

Todo lo anteriormente mencionado, facilita el día a día, pero también nos pone en una situación de vulnerabilidad en la que podemos ser víctimas de ciberacoso.

Pero, ¿qué es el ciberacoso? Es un tipo de intimidación que se desarrolla a través de las tecnologías digitales, mediante el uso de redes sociales, plataformas de mensajería instantánea, juego y telecomunicación. 

 

Es un comportamiento constante y repetitivo, con la intención de atemorizar, enfadar o humillar al otro. Se puede visualizar como la publicación de mentiras o fotografías íntimas de alguien en las redes, también se puede manifestar con mensajes hirientes y amenazantes en plataformas de mensajería, el robo o suplantación de identidad y muchas más.

 

A diferencia del acoso cara a cara, el ciberacoso deja una huella digital, un registro que permanece en la red. Lo cual puede servir como evidencia de lo ocurrido y el daño ocasionado, pero a su vez también dificulta la eliminación de dicho contenido virtual que perpetúa el daño psicológico y emocional ocasionado en la persona víctima del acoso virtual. 

 

Cuando la broma ha ido demasiado lejos, te sientes herido y a pesar de constantemente pedir que la persona se detenga y ésta no lo hace se puede tratar de acoso, si te sientes incómodo no tienes porqué soportarlo. Cuando te sientes mal y el problema continua, es necesario pedir ayuda. 

Ser víctima de acoso puede tener severas consecuencias en el bienestar mental y en la salud en general del individuo, afectando los tres ámbitos personal, social y laboral del individuo. Genera una sensación general de malestar, cuando no se pone fin al acoso, las consecuencias pueden incluso ser mortales. 

 

Es por ello que te invitamos a aprender y educar a tus hijos sobre cómo manejarse en las redes sociales, limitar la exposición a sitios poco educativos y motivar la vida offline. Para los adultos, es necesario analizar el tipo de cuentas que seguimos y el contenido de las mismas, para estar conscientes de lo que sucede en línea, difiere de lo que pasa tras las cámaras y el anonimato que permite el internet.

 

Si eres víctima de ciberacoso, o conoces a alguien que sufre de esto, es necesario que alces la voz; ya que esto es considerado un delito y tiene consecuencias legales.

 

¡Hola!, Estamos contigo en la cuarentena.

De esta salimos todos juntos. No permitas que el estrés y la angustia te ganen, contáctanos.