¿Cómo hacer frente a la Nueva Normalidad 2.0?

¿Cómo hacer frente a la Nueva Normalidad 2.0?

Hace ya más de 300 días que comenzó la pandemia, durante algún tiempo pudimos disfrutar de la Nueva Normalidad, pero a causa de que las cifras subían y fechas de encuentro se acercaban, nos tuvimos que volver a distanciar físicamente de nuestros seres queridos y perdimos la poca libertad para transitar las calles que habíamos recuperado. Y aunque pareciera que estamos listos, otra vez, para salir de nuevo a las calles, tendremos primero que prepararnos física, mental y emocionalmente para todos los cambios ha realizar de nuevo en nuestras rutinas, y más importante seguir todos los protocolos de higiene, seguridad y sana distancia. 

 

Primeramente, debemos asegurarnos de tener nuestro sistema inmunológico fuerte, preparado y listo, además también tenemos que echar mano de la alimentación para tener energía y un estado de ánimo adecuado, por lo que sugerimos consumir alimentos ricos en triptófano, éste es un aminoácido productor de serotonina, la cual es una hormona mejor conocida como la hormona de la felicidad, porque genera una sensación general de relajación y bienestar. 

La avena, las espinacas, los frutos rojos, el garbanzo, las almendras, el aguacate y el salmón son alimentos ricos en triptófano, que además de ser sumamente saludables, son deliciosos, así que puedes comenzar el día con un desayuno rico en todos los sentidos. 

 

Una comida balanceada con niveles adecuados de proteína, fibra, grasa y carbohidratos te permitirán continuar el día con la misma intensidad y felicidad con la que comenzaste, y si durante la jornada laboral comienzas a sentir que el estrés aumenta y tu paciencia disminuye, puedes tomar un descanso y consumir un poco de cacao, el cacao tiene propiedades que ayudan a disminuir los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés, haciendo que te sientas mejor. 

 

Una de las mejores maneras de afrontar el cambio es a través de la preparación para conseguir nuestros objetivos, lo cuales es recomendable trazarlos a corto plazo, con pasos claros a seguir y que estén al alcance de nuestra realidad. 

Un cuestionamiento que se da con frecuencia, ante todos los estímulos a los que estamos expuestos, es ¿cómo mantener la salud mental?. La respuesta puede parecer simple, pero en ocasiones no se cuentan con las herramientas para hacerlo de manera independiente, por lo que será necesario recurrir a la ayuda profesional y así desarrollar las estrategias necesarias y adecuadas para cuidar de la salud mental. Algunas de estas herramientas importantes para comenzar a vivir una vida plena y saludables son:

  • Practicar el autocuidado
  • Aceptación de nuestra realidad
  • Ser uno mismo
  • Mantener un estilo de vida activo
  • Ejercitar el cerebro (ej. aprender un nuevo oficio)
  • Buscar el equilibrio entre trabajo, familia, vida social, etc. 
  • Hacer tiempo para la convivencia
  • Cuidar la alimentación
  • Buscar ayuda cada que sea necesario

Con estas pequeñas acciones, podrás notar un gran cambio en tu día a día y la manera de afrontar las problemáticas, así como poder controlar el impacto que éstas tienen sobre ti.  

Si cuidas de ti, tu mente, tus emociones, cuidas tu vida y cuidas a los demás. 

Esperamos con ansias que el 2021 nos trate y sea un mejor año, pero la respuesta no está en que las cosas cambien con el calendario, sino que seamos nosotros los que utilicemos todos nuestros recursos para ser mejores y poder hacer frente al día a día.

Un ritual común para el inicio de un nuevo año, es enumerar una serie de propósitos que tenemos como intención llevar a cabo durante los siguientes 12 meses; pero lo que es más común es que con los meses venideros se nos olviden y al final nos encontramos frustrados porque no logramos nuestros objetivos. 

Es por ello, que este blog te invita a que tus propósitos sean a corto plazo para que los puedas revisar constantemente y evaluar tu progreso y así saber si tu plan de acción está funcionando o si requiere de alguna modificación. 

Lo más sencillo, siempre, es iniciar con las cosas que hacemos con mayor frecuencia, por ejemplo: comer, trabajar y convivir. Motivo por el cual más arriba te dejamos algunos tips de cómo mejorar nuestro día a día.

Siguiendo estos sencillos ejemplos, poco a poco lograrás las metas que te has propuesto y te sentirás satisfecho sabiendo que tienes la capacidad de cambiar aquello que no te ha traído los resultados deseados. 

 

¡Hola!, Estamos contigo en la cuarentena.

De esta salimos todos juntos. No permitas que el estrés y la angustia te ganen, contáctanos.